En África El Niño de los Mandados es premiada como Mejor Largometraje

0
95

–  La cinta colombiana fue la única latinoamericana premiada en el Real Time International Film Festival.    

 Con este reconocimiento, son seis los países, en tres continentes, los que destacan la cinta con varios de los más importantes galardones.

La película colombiana El Niño de los Mandados, se alzó con el premio como “Mejor largometraje extranjero” en el Real Time International Film Festival, que se llevó a cabo en Nigeria, en el continente africano.

La cinta que, en su recorrido mundial, ha ganado en festivales en América Latina y Europa, suma esta vez un nuevo premio en un continente lejano y que aprecia el buen cine hecho en Colombia.

“Este es un reconocimiento que nos llena de orgullo y felicidad, no solo por la obtención del premio, si no porque estamos dejando el nombre de Colombia en alto, esta vez en un continente esquivo para nuestras creaciones y el premio obtenido por la cinta es una gran noticia para todo el equipo de producción que hizo parte de ella y que nos anima a seguir creando buen cine para el mundo”, señaló Carlos del Castillo, director de la cinta.

La película ha obtenido premios en festivales de cine de Inglaterra, Francia, Ecuador, Colombia, México y ahora Nigeria premia el cine de amor que se hace en esta parte del mundo.

Premios internacionales

La película producida por Andrea Isabel Nájar y dirigida por Carlos del Castillo, ha obtenido, a la fecha premios como:

– Mejor Actor Protagónico en el “Cannes International Independent Film Festival” (CIIFF 2020 – Francia);

– Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor protagónico y Mejor Dirección de Fotografía en el Festival de Cine de Guayaquil (Ecuador 2020),

– Mejor Largometraje de Ficción Colombiano en el Festival Internacional de Cine de Pasto (Colombia 2020),

– Mejor Cinta en el Falcon Film Festival de Londres (Inglaterra 2020)

– Mejor Actor en el Festival Mundial de Cine de Veracruz (México 2020).

Sinopsis

En 1954, Alfonso, un niño de 11 años pierde repentinamente a su madre quedando solo. Para sobrevivir, empieza a trabajar como “mandadero” en la única botica del pueblo. Allí, comienza a descubrir el mundo de la farmacéutica descubriendo así su vocación por la medicina.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here